Los orígenes de Miranda: romanización y dominio musulmán

A pesar de la ausencia de restos arqueológicos que documenten los primeros pobladores de la zona, los orígenes de Miranda han de buscarse en los primitivos asentamientos vascones. Probablemente coincidirían con la localización en la que se encuentra Miranda hoy en día, gracias a su privilegiada situación respecto al río y la altura desde la que se controlan las llanuras que la rodean.

Durante la romanización

Al igual que el resto de Navarra, la romanización de Miranda debió ser temprana. Los romanos utilizaron el valle del Ebro como ruta de penetración hacia el interior de la Península. La agricultura fue uno de los recursos económicos más importantes de la Navarra romana, y como tal fue explotada, aprovechando en el caso de Miranda el agua del río. Si bien los restos de regadío más antiguos encontrados son de época medieval, es probable que existiesen canalizaciones romanas para la explotación de la ribera del Arga. Las buenas condiciones climáticas y económicas del llamado ager vasconum facilitaron la ocupación, que se iniciaría en torno al siglo II a. C., llegando a su apogeo durante los primeros siglos de nuestra era. A partir de los siglos III y IV d. C. comenzaría a reducirse la presencia romana, debido a la crisis del imperio y a las rebeliones de bagaudas, creando un clima de inseguridad en la zona.

Bajo control musulmán

La ocupación romana no sería sin embargo la única ocupación que vivirían los pobladores de Miranda. La invasión musulmana de la península alcanzaría, a inicios del siglo VIII, la navarra media y el alto valle del Ebro que, para el siglo XI estaría controlado por la familia de los Banu Qasi, aliada tanto del emir cordobés como de los primeros caudillos navarros que se disputaban el poder en Pamplona. Miranda, por lo tanto, estuvo bajo control musulman, a través de los Banu Qasi, durante dos siglos, de los cuales nos han quedado vestigios tanto en el regadío como en nuestro Torreón (o Castillo). Es probable que la explotación agrícola durante la época romana continuaría durante la etapa musulmana, aprovechando las llanuras en la margen derecha del Arga al paso por Miranda.

TORREON_10

Durante el período musulmán se construyó, aprovechando alguna fortificación anterior romana o visigoda, la pequeña fortaleza que domina Miranda desde lo alto

Debido a las continuas campañas militares de la época, durante el período musulmán se construiría (probablemente aprovechando alguna fortificación anterior romana o visigoda) la pequeña fortaleza que domina Miranda desde lo alto. A partir de esta fortaleza, que en su momento adquirió el nombre popular de Alto o Cuarto de los Moros, el núcleo urbano se irá ampliando, a su sombra, por la ladera sur del monte.

No sería hasta comienzos del siglo X cuando, coincidiendo con la decadencia de la dinastía de los Banu Qasi, la expansión del Reino de Pamplona alcanzaría tierras mirandesas. La expulsión musulmana de la zona y la formación de una estructura política como el Reino de Pamplona (posteriormente de Navarra) traerá a Miranda un período de estabilidad económica y política. Durante este período Miranda alcanzará importancia política, demográfica, económica y militar dentro del reino navarro.

Miranda durante el Reino de Navarra >>>